Saltar al contenido

Cambios-en-Facebook-busca-poner-fin-al-bullyng

noviembre 10, 2016
Facebook, líder mundial en las redes sociales, en colaboración con Yale center for emotional intelligence,  ha puesto a disposición de sus usuarios en todo el mundo, una herramienta positiva para luchar contra el bullying, además de otros conflictos. El centro ofrece orientación detallada encaminada a conversar con víctimas del bullying y que a su vez involucren la acción de padres y profesores también.
 El bullying puede tomar forma a través de amenazas, fotos inapropiadas, expandir rumores, que afecten emocionalmente a la víctima. Si sufres de bullying debes decírselo a tus padres o comentarle a un amigo que pueda ayudarte. De igual manera si sabes de algún amigo que sufra de bullying, en tus manos tienes la oportunidad de contribuir a mejorar su situación. Facebook ofrece una herramienta concreta que puedes consultar en este PDF ayuda contra el bullying. El bullying ocurre mayormente en las aulas de clases, por lo cual los profesores están involucrados directa o indirectamente en la situación,  ellos también pueden tomar parte activa en tratar de solucionar el problema, puede que uno de sus alumnos ejerza bullying sobre otro o por el contrario uno de sus alumnos esté siendo víctima.  Sin embargo,  no hay que desestimar otros escenarios como las redes sociales, o las calles de tu barrio por ejemplo, donde la práctica del  bullying es latente.
Igual, facebook se ha comprometido en otra tendencia que lamentablemente se ha extendido en la comunidad: el suicidio. Facebook contribuye a que una persona que esté en riesgo de cometerlo
solicite ayuda telefónica a través de: Befrienders Worldwide con teléfonos de todas las naciones del mundo  que apoyan esta causa. En el siguiente enlace también encontrarás líneas de atención telefónica:
Líneás de atención telefónica prevencion contra el suicidio.

Fuente: Centro prevención del bullying, Facebook
enlaces: Prevención contra el bullying padres, educadores, alumnos
              Configuración de privacidad